15
Dic-13

COMPARTIR    TWITTEAR

Wounda se quedó huérfana después de que unos cazadores furtivos atrapasen a su madre. Sin los cuidados de ella, la supervivencia de un cría es extremadamente peligrosa en un terreno hostil amenazado por la mano del hombre. Por suerte, el Instituto Jane Goodall dio con ella, aunque en un estado de salud crítico, al borde de la muerte.

Ahora, ya recuperada, a Wounda le toca volver a su hábitat natural, a la libertad de la selva congoleña, en una zona protegida por el propio Instituto. El tierno gesto de despedida, unido a un cierto comportamiento reticente antes de despedirse definitivamente de los que le han vuelto a dar la vida, parecen los de un persona agradecida y apenada al mismo tiempo.

Aquí el artículo completo

[youtube]http://youtu.be/AyTd98yTE5I[/youtube]

Etiquetas: · · ·
        
    

Vídeos relacionados

Comentarios

comments powered by Disqus